¡Bienvenidos!

La finalidad de este blog es reflexionar sobre las artes de antes y ahora y sus repercusiones en la actualidad. Poneos cómodos, tomad asiento y disfrutad. Saludos.

Artes clásicas

Música
Miguel Serrano

Pintura
Nacho Esteban

Literatura
Leticia Castaño

Artes modernas

Fotografía
Marta Herrera

Cine
Alicia Matía

Moda
María Martín-Viveros

Curiosidades a todo color

9 mar. 2011

FRA FILIPPO LIPPI (1406-1469)

Tras darse a la fuga con una monja de convento, el fraile carmelita la usó de modelo para sus Madona y el niño, así como para una novela humorística de tono picante.


HIERONYMOS BOSCH, EL BOSCO (1450-1516)

El jardín de las delicias, realizada entre 1503 y 1505, es un tríptico con alusiones morales a más de 450 personas y numerosos animales reales e imaginarios, siendo la obra plástica con más personajes retratados de la Historia. La obra, por cierto, se puede apreciar en el Museo del Prado de Madrid.



LEONARDO DA VINCI (1452-1519)

Muchas son las curiosidades en torno a este gran artista, pero precisamente ésta no tiene que ver con él, sino con una de sus obras clave: La última cena. Y no, no voy a entrar en análisis del tipo El Código Da Vinci, sino que la curiosidad que me gustaría mencionar es que, cuando las tropas napoleónicas se alojaron en cierta capilla milanesa en 1796, se dedicaron a practicar el tiro al blanco usando la cabeza de Jesucristo como diana. Esto no debe extrañarnos, ya que en su día los ballesteros de Luis XII usaron la estatua ecuestre "más bella que jamás se hubiera visto" del mismo autor para sus prácticas de tiro.



TIZIANO VECELLIO (1477-1576)

Este pintor tenía la máxima de no retratar jamás a mujeres viejas, pero la duquesa de Urbino le contrató para pintarla desnuda. En medio de un mar de dudas, un amigo de Tiziano dio con la solución: buscar a la chica más atractiva del burdel para que posase y añadir después la cabeza de la duquesa con algunos retoques. Terminado el cuadro, como es obvio, la aristócrata estaba pletórica, especialmente al descubrir que la nueva obra recibiría el nombre de Venus de Urbino. El duque, por su parte, apenas pudo aguantarse la risa antes de comentar por lo bajo al artista "Si pudiese tener el cuerpo de esa moza, aunque tuviera la cabeza de mi mujer, sería un hombre mucho más feliz".



RAFAEL SANZIO (1483-1520)

Varias obras del autor muestran a personajes con seis dedos, debido a que durante el Renacimiento ello simbolizaba la posesión de un sexto sentido. En el cuadro La Madonna Sixtina (1516), por ejemplo, el Papa Sixto IV tiene seis dedos en la mano derecha.


DOMENICO TEOTOKOPOULOS, EL GRECO (1541-1614)

El gran pintor grecohispano hubo de ser interrogado por la Santa Inquisición bajo sospecha de hereja debido a que las alas de sus ángeles "no guardaban relación con las descritas en los textos sagrados". En la imagen, parte del Retablo de Doña María de Aragón (1596-1599).



REMBRANDT VAN RIJN (1606-1669)

Pintor por encargo, Rembrandt terminó el cuadro Los síndicos del gremio de pañeros en 1664. La obra no fue del agrado de los clientes, porque al parecer no estaba "bien pintada". A día de hoy, el cuadro está considerado una de las obras más importantes del artista holandés.



FRANCISCO DE GOYA (1746-1828)

A pesar de las posibles consecuencias de cara a la Inquisición, Goya aceptó pintar en torno a 1800 La maja desnuda, que supuestamente representaría a la XIII duquesa de Alba, Mª Pilar Teresa Cayetana, amante del pintor. Informado de esto, el marido de la aristócrata prometió ir al estudio del artista a defender la honra de su mujer, pero cuál sería su sorpresa al encontrar el retrato de su mujer vestida (La maja vestida), que, según se dice, Goya había pintado en esa sola noche. Como curiosidad adicional, la actual duquesa de Alba llegó a plantearse la posibilidad de ofrecerse para una nueva versión del cuadro elaborada por Picasso, pero la oposición de su marido Luis Martínez de Irujo la disuadió finalmente.



THEODORE GÉRICAULT (1791-1824)

Mientras trabajaba en su obra maestra, La balsa de la Medusa, Géricault empezó a visitar un hospital para observar a los hombres agonizantes y llegó a afeitarse la cabeza y encerrarse con despojos humanos en el depósito de cadáveres.



SAMUEL MORSE (1791-1872)

De no haber sido el gran inventor del telégrafo eléctrico y del código morse, Samuel Morse sería recordado por sus notables retratos. De hecho, fundó en 1825 la Academia Nacional de Dibujo y fue durante 40 años profesor de Pintura y Escultura en la actual Universidad de Nueva York. En la imagen, Noviembre 1991 (1822).



GUSTAVE COURBET (1819-1877)

Hijo de un granjero, fue indudablemente uno de los mayores exponentes del realismo. Gran paisajista, sus cuadros más polémicos mostraban desnudos sin pudor alguno. Un caso especialmente sonado fue el del lienzo El origen del mundo (1866), tan sumamente inédito que su cliente lo tapaba con una cortina verde. De hecho, aún hoy la gente aparta la vista ante tan crudo realismo. Por motivos obvios, no incluyo ninguna imagen del cuadro, pero sí os facilito el enlace, disponible haciendo click sobre el nombre de la obra.


CLAUDE MONET (1840-1926)

Este peculiar pintor solía trabajar en los campos de hierba de los acantilados en Etretat sobre cinco o seis cuadros a la vez y, a medida que cambiaba el tiempo, pasaba de una tela a otra. En la imagen, Campo de tulipanes en Holanda (1886).



PAUL PHILIPPOTEAUX (1846-1923)

Ayudado por 16 estudiantes, se tardó dos años y medio en pintar el cuadro en lienzo más grande del mundo. La Batalla de Gettysburg (1883) mide 125 metros de longitud por 21 metros de altura y pesa más de cinco mil kilos.



VINCENT VAN GOGH (1853-1890)

Todos sabemos que el pobre, desquiciado y esquizofrénico Van Gogh se cortó la oreja en un arranque de locura. El motivo, en realidad, no era su poco éxito, sino que lo hizo, según unos, para enviársela como venganza a su amante, la prostituta francesa Virginie, presuntamente enamorada del gran amigo de Van Gogh, Paul Gaugin, que había trabajado como peón en la costrucción del Canal de Panamá, en la que murieron cerca de 25 mil trabajadores. Otros dicen que fue producto del arrepentimiento por haber amenazado a éste con un cuchillo o que incluso sería el propio Gaugin quien se la cercenó con una espada durante una disputa. Especialmente curiosa es esta última teoría, que sostiene que Gaugin huyó para no enfrentarse a los cargos y que Van Gogh no le delató por estar enamorado de él. Fuera como fuera, tras pintar dos cuadros que reflejasen el automutilamiento (imagen), el artista ingresó en un psiquiátrico y se suicidó dos años después con un tiro en el abdomen.


HENRI MATISSE (1869-1954)

La pieza en papel recortado Le bateau (1953) había sido contemplada por más de 110 mil personas en el Museo de Arte Moderno de Nueva York cuando un crítico se dio cuenta de que la obra abstracta había sido expuesta al revés 47 días antes.



PABLO PICASSO (1881-1973)

Productor de unas 13,5 mil pinturas y diseños, cien mil impresiones y grabados y 34 mil ilustraciones, su famoso cuadro Guernica (1937), pintado como consecuencia de su indignación ante la masacre provocada por Franco y Hitler en esta región, fue entregado al Museo de Arte Moderno de Nueva York hasta 1981 y no fue devuelto a España hasta que el país volvió a ser democrático, a petición del autor. En ese tiempo, la Gestapo hizo una visita al pintor y, al ver una fotografía del cuadro, preguntó si lo había hecho él. La respuesta del genio fue "No, lo ha hecho usted".



ADOLF HITLER (1889-1945)

Como ya dije en un comentario de este mismo blog, el mismísimo Hitler no fue más, como Van Gogh, que un pintor fracasado, al igual que Fidel Castro no consiguió ser un actor de renombre. A pesar de que su padre no quisiera un futuro artístico para él, le joven Adolf soñaba con ser pintor o arquitecto, pero fue rechazado por la Academia de Bellas Artes de Viena (lo mismo le sucedió a Paul Cézanne en la École des Beaux-Arts), momento desde el cual odiaría profundamente la capital austríaca, donde se mantuvo sobreviviendo exclusivamente a base de sus obras. En esa ciudad se engendró el comienzo del fin, pues en ella Hitler empezaría a elaborar sus teorías nacionalistas antisemitas. Lo más curioso es que, a día de hoy, el reconocimiento que no tuvo de joven se ha visto sobrepasado, pues sus cuadros son los más valiosos que existen (aunque el cuadro por el que más se ha pagado es Number 5 de Jackson Pollock, que costó la friolera de 140 billones de dólares). En la imagen, uno de los muchos paisajes del pintor frustrado.



SALVADOR DALÍ (1904-1989)

Fascinado por la estructura en espiral de las cadenas de ADN, Dalí las incluyó en muchas de sus obras. Sobre la presente, La escalera de Jacob (versión de William Blake), el propio pintor diría medio en broma que los ángeles representaban los ARN mensajeros.


JUDY CHICAGO (1939-HOY)

La obra The dinner party, pintada antes de su realización material (1974-1979), muestra una mesa triangular (símbolo de la igualdad) preparada para treinta y nueve personalidades femeninas destacables de la Historia. Además, los nombres de hasta otras 999 mujeres célebres son legibles en las baldosas del cuadro.



DAVID ÅBERG (1975-HOY)

Dos años y medio (curiosamente, lo mismo que tardó Philippoteaux) y 100 toneladas de pintura. En la actualidad, ésos son los recursos utilizados en la pintura más grande del mundo, según el libro Guiness. Madre tierra (2006), de 8000 metros cuadrados de superficie, pertenece al artista sueco David Åberg, aunque fue subastada poco después de su creación. El propio autor se emocionaba pensando que quizá la comprase alguien con fines lucrativos que la dividiese en 8096 obras de arte vendibles.


ADAM NEATE (1977-HOY)

Hace tres años, este pintor repartió por todo Londres mil cuadros suyos en zonas muy diversas: parques, estaciones de metro, debajo de puentes... Las obras, estimadas entre 1500 y 7500 dólares por unidad, sumaría un total aproximado de 1,5 millones de dólares. La razón de este regalazo fue su enérgica protesta contra el discriminador mercado del arte.


3 reflexiones:

Alicia Matía dijo...

Bueno de nuevo gracias por la información, aunque alguna cosa ya sabía pero he de decir que la anécdota de la maja vestida y del cuadro al revés me han resultado llamativas. Me gustan los cuadros que has elegido por que creo que muchos tienen algo en común, cierto aire de rebeldía, deseos del pintor de querer salirse con la suya y muchos claro está lo han conseguido.
Por otra parte y se que puede sonar muy extraño me da un poco de pena Hitler el pintor frustrado, su cuadro me parece muy bonito, claro que ser rechaza por una escuela de arte no te justifica para matar a personas.
Como opinión personal y y alabando tu trabajo por ponerte a buscar todas esas historias en relación a cada cuadro, habría añadido uno de mis cuadros favoritos "El beso" de Gustav Klimt relfeja el mito de Apolo y la ninfa Dafne. Además es curioso porque el propio Kilmt estaba un poco obsesionado con retratar a las mujeres en todas sus facetas sobre todo en el papel de femme fatale, pero aquí deja un poco esa temática y se refleja a una mujer que siente la pasión de ese beso sin críticas a la feminidad, en cualquier caso este cuadro que comento requiere mucho de la imaginación de su espectador porque los elementos que lo componen pueden sugerir mil interpretaciones. Por supuesto como suele courrir hay rumores que afirman que ese cuadro representa en realidad al pintor y a su amante Emile Flöge, pero bueno esas cosas nunca se sabe hasta que punto son verdad.
Has hecho que la pintura no resulte tan distante con esas anécdotas cercanas y curiosas. :-)

noemi posadas rodriguez dijo...

Me ha parecido una excelente elección de pinturas, aunque no me traigan buenos recuerdos de mi paso por bachillerato.

Ángel Serrano Sánchez de León dijo...

La anécdota de la Venus de Urbino me ha parecido muy buena.

Publicar un comentario

 

Visitas