¡Bienvenidos!

La finalidad de este blog es reflexionar sobre las artes de antes y ahora y sus repercusiones en la actualidad. Poneos cómodos, tomad asiento y disfrutad. Saludos.

Artes clásicas

Música
Miguel Serrano

Pintura
Nacho Esteban

Literatura
Leticia Castaño

Artes modernas

Fotografía
Marta Herrera

Cine
Alicia Matía

Moda
María Martín-Viveros

El arte de inmortalizar

11 feb. 2011

La fotografía es un arte que requiere de una gran imaginación a la vez que de dosis de paciencia, ganas de aprender y alguna que otra pequeña habilidad. En definitiva, como cualquier otro arte.

Basada en las imágenes, permite infinitas posibilidades para representar o expresar lo que queramos, siempre que sepamos cómo. Una breve definición que he encontrado en la red refleja perfectamente este arte:

La fotografía es la ciencia y el arte de obtener imágenes duraderas por la acción de la luz. Es el proceso de capturar imágenes y fijarlas en un medio material sensible a la luz. Basándose en el principio de la cámara oscura, se proyecta una imagen captada por un pequeño agujero sobre una superficie, de tal forma que el tamaño de la imagen queda reducido y aumentada su nitidez.


Hoy en día, las posibilidades se han multiplicado; las tendencias y gustos son infinitos y las posibilidades que la informática permite han hecho que la fotografía explote, sea mucho más comercial, pero, a la vez, más perfecta… Para abordar el tema en profundidad, conozcamos muy brevemente su historia:

Podemos decir que la fotografía comenzó en 1839 en Francia con la sociedad industrial, gracias a Daguerre, aunque previamente se había inventado la cámara oscura. A partir de esta fecha, comienza a investigarse y mejoran las técnicas hasta que, en 1855, triunfa el colodión, nuevo sistema de captación de la imagen. Se utilizará hasta 1880.

En 1888, George Eastman lanza la cámara Kodak, cuyo mayor éxito es la introducción en el mercado del carrete de película fotográfica.

En 1907, la fábrica Lumière comercializa la fotografía en color.

En 1931, se inventa el flash electrónico, que se utiliza sobre todo cuando la luz existente no es suficiente para tomar la fotografía con una exposición determinada. El flash es una fuente de luz intensa y dura, que generalmente abarca poco espacio y es transportable.

En 1948, nace la fotografía instantánea de Polaroid, una cámara que revelaba y positivaba la imagen en tan solo 60 segundos.

Finalmente, en 1990, comienza la digitalización del ámbito fotográfico: las imágenes son capturadas por un sensor electrónico que dispone de múltiples unidades fotosensibles y, desde allí, se archivan en otro elemento electrónico, que constituye la memoria.

Encontraréis una información en detalle sobre la historia de la fotografía en la página de FotoNostra.

En la actualidad, prácticamente cualquier fotógrafo que pretenda una gran extensión de su obra recurre a la fotografía digital; ya es un pasado casi olvidado la analógica, aunque hay quien se resiste a modernizarse. La Era de Internet ha propiciado mucho la difusión de la fotografía, sobre todo por redes sociales como  Flickr (muy recomendable su visita), dedicados en exclusiva a la difusión de fotos . Además de Internet, los fotógrafos cuentan con infinidad de programas de retoque fotográfico, capaces de crear obras nada parecidas a la original. Destacamos Photoshop, que cuenta con numerosos tutoriales en la red, de fácil acceso, y, pese a no ser muy intuitivo, no resulta muy complejo. Otros programas serían Illustrator, PhotoInstrument, Photoscape

Actualmente, las tendencias fotográficas fundamentales son: el reportaje, la abstracción formal sobre la base de detalles aislados de escenas y objetos corrientes, la fotografía narrativa de filiación romántica y las fotografías en color. En realidad, las posibilidades actuales de la fotografía son incalculables: las exposiciones se suceden una tras otra, los concursos acogen a participantes de todas las edades, en todas las categorías y niveles... Se ha producido una internacionalización de este arte y sus repercusiones son evidentes. Desde los imprescindibles fotógrafos de prensa, pasando por los publicistas, los reporteros documentales, etc. hasta los artistas en el más puro sentido de la palabra.

El sentido de esta pequeña entrada es mostraros un conjunto general de este arte, intentar captaros como nuevos fotógrafos o hacer que os pique ese gusanillo que nosotros, los fotógrafos, llevamos y que nos mueve a querer expresar todo lo que sentimos mediante imágenes. Somos tan diversos como creativos, pero, ante todo, estamos deseosos de que nuestras imágenes os transmitan algo distinto, algo bello, algo extraño, algo que nos emociona… Es nuestra forma de desnudarnos al gran público, es nuestra forma de mostrarnos como somos, qué sentimos, qué queremos inmortalizar. Porque lo que queremos, en el fondo, es lo mismo que desea cualquier otro artista: crear algo eterno, bello, sublime, que perdure en el tiempo, que haga historia.

Aquí os dejo algo mío… de cuando empecé a fotografiar y creía que por cosas como esta valía la pena seguir fotografiando, intentando crear algo nuevo… Retratar este mundo.

10 reflexiones:

Sheila Domingo dijo...

A mí me gusta mucho la fotografía y me ha parecido muy interesante esta entrada del blog. El vídeo del final creo que recoge de las imágenes más importantes que han recorrido el mundo... y es que pienso que no es de otra forma, sino mediante imágenes como verdaderamente se puede ver cómo está el mundo y que es aquello que está ocurriendo en la otra punta y ni siquiera nos damos cuenta.
Pero también hay que tener en cuenta, cuál sería el precio a pagar por una fotografía, me explico... hay un vídeo (que no lo he encontrado ahora) sobre una mujer que gana un premio de fotografía por una foto en la que aparece una niña con un tiro en la cabeza, antes de llegar a eso ella presencia todo sin hacer absolutamente nada. No sé, cosas como esas hacen plantearse si verdaderamente compensa ganar un premio a costa de fotos así y la tragedia que llevan detrás.

Patricia Martínez Catalán dijo...

Como amante de la fotografía, este ha sido un buen post!
Creo que el arte de inmortalizar momentos es imprescindible para favorecer a recordar lugares, situaciones, cosas vividas que a través de las fotografías, podrán durar más de lo que durarían en nuestra memoria.
Buen video también.

Alicia Matía dijo...

Una imagen vale más que mil palabras, si por algo me encanta la fotografía es porque plasman un paisaje, un obejto o cualquier cosa que sabes que es real, que existe. Con la fotografía captas un instante que es solo tuyo, por que no se volverá a repetir, no de la misma manera. Por eso me gusta tanto y me ha interesando especialmente tu entrada. Para mí mi cámara está entre los objetos más importantes ahora mismo, con eso te digo todo. :-)

Nacho dijo...

Como ya te dije, Marta, creo que el gran acierto de tu entrada reside en la reflexión personal: sólo una verdadera amante de la fotografía como tú sería capaz de semejante introsprección en la esencia de este bello arte. Como bien sabes, tanto Alicia como yo somos amateurs en este mundillo, pero ambos somos devotos de las artes en general y ello incluye, sin duda alguna, la fotografía (¡no por nada hice mis pinillos ganando un concurso a nivel nacional!). Por tanto, creo que ambos entendemos a la perfección lo que tratas de decir con tus palabras, así que, a buen entendedor... En definitiva, sólo me queda decirte enhorabuena y esperar que te animes a hacer otra entrada. ¡Gracias por compartir esto con nosotros!

María Martín-Viveros García dijo...

Admiro muchisimo a las personas que, como tú, saben hacer arte de lo que el resto haríamos una simple foto mal enfocada y sin significado aparente. Como todo arte, creo que hay que valer para ello y me resulta increíble lo que en ocasiones puede transmitir una buena imagen. El video del final es acertadísimo, ya que recoge algunas de las fotografías más espectaculares de la Historia; pero, sin duda, me quedo con "La niña afgana" ¡Enhorabuena por la entrada!

Marta Herrera dijo...

Gracias por todos los comentarios y si esta tarde me queda un hueco prometo subiros otra entrada co nalgunas de mis fotorgrafías. Me gustaría incidir en el primer comentari ode Sheila porque sé a que video se refiere y tampoco logro recordar com ose titulaba. Igualmente otro fotógrafo que después de hace la foto de un buitre devorando a un niño africano se suicidó por no poder soportar el haber dejado morir al niño para hacer la foto. Por otro lado y antes de que me lluevan criticas decir que hay otros rumores que apuntan a que suicido se debió a otros motivos. De todas maneras incido en la controversia de este tipo de fotografía compromtedia y me gustaría saber ¿que haríais vosotros en estos casos? ¿La foto o la persona?Recordar que si salvaís a la persona podeís igualmente poderos en riesgo de muerte vosotros, como es el del video al que nos referimos.

Nacho dijo...

Personalmente, sabéis de sobra que soy un auténtico amante del arte, pero mi devoción no sepulta mi lado humano. Entre hacer la foto o salvar al niño, no me cabría duda de qué hacer: siempre hay tiempo para el arte, pero ayudar a los demás ha de ser una prioridad en todo caso. Y eso sí que es un arte: la caridad, la solidaridad, la generosidad... la humanidad.

Vikram dijo...

Muy buena entrada compañera, cuando se habla del arte muchas veces se olvida de que la fotografía también lo es. Desde que salieron las cámaras digitales y el fotoshop cualquiera se siente artista, pero la verdadera esencia radica en sacar la foto, en el momento y lugar oportuno, y el video que has puesto da buena cuenta de ello. Me gustaría recalcar la labor que desempeñan todos los que fotógrafos que salen a la calle en tiempos de guerra, para ilustrarnos con imágenes y darnos una visión a las palabras de un periodista.

Ángel Serrano Sánchez de León dijo...

Muy interesante, gracias.

malena dijo...

Cool, yo aprendí a fotografiar a los 6 años de edad en mi cumple numero 8 me regalaron una Polaroid y volee! Me parecía un invento genial desde ese entonces la pasión de capturar momentos vive en mi...

Publicar un comentario

 

Visitas